El Drago

TELMO ROVIRA

Es, posiblemente, el símbolo más reconocible de la Isla de Tenerife y protagonista de leyendas, títulos de novelas, nombres de entidades sociales y deportivas e historias de la literatura isleña. Esta planta de lento crecimiento ya que puede tardar casi una década en crecer apenas un centímetro y se caracteriza por su tallo único, liso en la juventud y que se torna rugoso con la edad. Es la única planta del mundo cuya savia es de color rojo y no blanco. Sus flores son de color blanco, con frutos redondeados de tonalidades naranjas. Aunque podemos encontrar ejemplares de dragos en plazas y jardines de la Isla, lo habitual es hallarlos en cotas superiores a los 600 metros. Quien visite Tenerife, sabe que tiene una cita obligada con el famoso drago de Icod de Los Vinos, un ejemplar que mide 18 metros de altura con un perímetro de cerca de 20 metros. Los expertos estiman que su edad oscila entre los 500 y 600 años. Otros dragos muy conocidos con los de Sietefuentes, en Los Realejos y el de Tacoronte.

Categorías
OtrosVarios
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*