Cathaisa, la niña guanche

José Antonio Pardellas
niña sonrisa

Cathaysa tenía siete años, era natural de Taganana, un caserío rural de la capital de Santa Cruz de Tenerife y fue raptada en su pueblo, junto a otras cuatro jóvenes, en el siglo XV, por los conquistadores castellanos.

Más tarde fueron vendidas como esclavas en Valencia y cuentan que Cathaysa pasó el resto de su vida en algún lugar de España. Las señoras de la alta sociedad española de entonces, se hacían acompañar de meninas y se cree, que la niña guanche pasó así el resto de sus días. O como juguete de algún marqués, dicen otras crónicas.

La historia de Cathaysa es argumento de poesías y canciones populares. Importantes autores e intérpretes, como Pedro Guerra o Los Sabandeños, entre otros, incorporan esta historia en sus repertorios musicales.

“… Primero llegó la cruz y después las espingardas. Cathaysa la niña guanche no verá más Taganana”…

Categorías
OtrosOtros (Santa Cruz)
Sin comentarios

Deja un comentario

*

*

 

RELACIONADA